Un Boeing 777 de United Airlines sufrió una incidencia al despegar del aeropuerto de Kahului, en la isla hawaiana de Maui, el pasado 18 de diciembre. El avión, que cubría el vuelo 1722 con destino a San Francisco, se precipitó en picada durante 21 segundos poco después de despegar, alcanzando una altitud de 775 pies (236 metros) sobre el nivel del mar.

Los pilotos de la aeronave lograron recuperar el control y el avión pudo despegar sin problemas. No se reportaron heridos entre los 288 pasajeros y 16 tripulantes que se encontraban a bordo.

La Administración Federal de Aviación (FAA) de Estados Unidos está investigando las causas de la incidencia. Se cree que el avión pudo haber sufrido un problema con los flaps, que son las superficies móviles que se encuentran en las alas de los aviones y que ayudan a generar sustentación durante el despegue y el aterrizaje.

Este es el segundo incidente que involucra a un Boeing 777 de United Airlines en los últimos meses. En enero de 2023, un avión de este modelo se vio obligado a realizar un aterrizaje de emergencia en Denver, Colorado, después de que se detectara un problema en uno de los motores.

Los Boeing 777 son aviones de fuselaje ancho de gran capacidad que se utilizan para vuelos de larga distancia. Son uno de los aviones más populares del mundo y han transportado a millones de pasajeros de forma segura durante años.

Sin embargo, los últimos incidentes han planteado preguntas sobre la seguridad de los Boeing 777. La FAA está llevando a cabo una revisión de los aviones de este modelo y ha emitido una directiva de aeronavegabilidad que requiere que las aerolíneas inspeccionen los flaps de los aviones.

Se espera que la investigación de la FAA sobre el incidente del Boeing 777 en Maui lleve varios meses. En el meantime, la aerolínea United Airlines ha retirado temporalmente 12 aviones de este modelo de su flota.

El incidente del Boeing 777 en Maui es un recordatorio de que los accidentes aéreos pueden ocurrir, incluso en aviones que son considerados como muy seguros. Sin embargo, la FAA y las aerolíneas están tomando medidas para garantizar la seguridad de los pasajeros y la tripulación.

Post A Comment: